domingo, 29 de julio de 2007

La canción del Juancar

Tremendo. El otro día vi este programa repetido y flipé. A cuento con toda la historia de El Jueves, mirad las burradas que ya habían hecho antes, mencionando explícitamente al Juancar y sin que pasase nada, como tiene que ser. Ved todo el Nonoticiero, pero sobre todo la canción que canta nuestro querido Mono-arca:



Hasta otra, gente.

PD: Aquí os dejo el link solo con la canción, pero con publicidad republicana en forma de banner.

sábado, 21 de julio de 2007

Siempre en medio, como debe ser

Supongo que a estas alturas ya os habréis enterado de la polémica surgida por la última portada del Jueves. Por cierto, si no la habéis visto la pongo más abajo, a ver si me meten a mí en la cárcel también...

Cuanta hipocresía en este país, como en el mundo en general. No olvidemos que la monarquía no es más que un pacto tácito realizado hace casi 30 años para que todos quedasen contento, en el que el Rey aparece simplemente como un elemento figurativo sin ningún poder, por suerte, más que el representativo del Estado en que tantas veces me avergüenzo de vivir.

El Rey y la Familia Real viven de los españoles, y a ellos ha de rendir pleitesía, no al revés como nos quieren hacer creer. Como personajes públicos con una gran responsabilidad a la hora de ser un modelo, sus errores no pueden nunca ser ignorados. Hay que decir, que por lo menos, públicamente, la Casa Real se desvincula de la acción judicial.

El hecho de que se ironice sobre su figura, ha de ser legítimo a sus súbditos, por derecho. Ya en un principio se les convirtió en sagrados en el Código Penal. Si permitimos que, por derecho de la Democracia y la Libertad, las religiones, los políticos, etc. sean objeto de crítica, tanto deben poder serlo los Borbones.

Quizás las formas sean un poco fuertes y subidas de tono, pero la Libertad de Expresión las justifica, a mi modo de ver al menos. Cada uno que decida:

Lo que me indigna de esto, es que parece que queramos ir hacia atrás, como si no hubiese llegado con los errores de la Historia, que están ahí como grabados a fuego en la memoria colectiva.

Seamos sensatos todos, y no nos dejemos llevar por la ira y la sinrazón.

Un abrazo.

¡Artic Donkeys!

No me molan un carallo... jajaja, y es que me parecieron lo más soso del mundo, sobre todo recordando el tremendo espectáculo que habían dado los "Archiduque de Austria asesinado en 1914" el año pasado, tremendo.
Aparte de eso ha sido una semana movidita, empezando a dar clases en la academia, lo siempre impone al principio... e intentando matricularme en los tres días de plazo que daba la Universidad de Vigo...
En fin, me voy a ver la Qualifying de la F-1 señores... con el volumen bajado por supuesto!

Editado más tarde: Flipante la leche de Hamilton, pero hubo algo peor... En un trompo de Trulli, el Gordo soltó un doble "bueno, bueno, bueno", imaginaos el momento...

"bueno, bueno, bueno, bueno, bueno, bueno" ; Gonzalo Serrano, tanto Kinder Bueno no puede ser Idem...

jueves, 12 de julio de 2007

Mulholland Dr.

Ok, ok, no soy un gafapasta de mierda en primer lugar... pero esta peli de David Lynch me ha dejado intrigado. En primer lugar porque tuve que verla dos veces para darme cuenta de por dónde podían ir los tiros (y es que el principio es muy importante), y digo "podían", porque es el tipo de pelis en la que encontraréis cientos de teorías distintas. Físicas, metafísicas, médicas, psicológicas, fisiológicas, oníricas.... xD

El asunto es que yo me quedaré con la explicación más asequible porque lo explica casi todo y no me apetece rallarme ahora en verano, que hace calor y el cerebro se puede recalentar.

Lo que quiero tratar es un daño colateral y que me vino a la cabeza hoy... y es que al final, este tipo de películas nos descolocan porque necesitamos seguridad en la vida. La mayor parte de los occidentales vivimos en un mundo de certezas, y desplazarnos a la incertidumbre es como pasear al borde del abismo.


Por eso, este film, así como grandes obras como Lost ;), nos atrapan, porque nos llevan a ese mundo desconocido del no saber, que es apasionante, pero del que nos queremos evadir lo más rápido posible, y así empezamos a elucubrar teorías una tras otra con la esperanza de poder volver cuanto antes a nuestro pequeño nido. Por ello juegan con nosotros, resolviendo pequeños misterios, e introduciendo otros nuevos, haciéndonos caer en la espiral del deseo, el deseo de aterrizar pronto, fijar los pies en tierra firme y escapar de las arenas movedizas de la incertidumbre.

Creo que al final, como dijo Heráclito, todo es un flujo entre ideas opuestas, el querer saber para dejar de buscar, el asegurar lo inseguro, el saltar al precipicio para caer como una ligera pluma...

Cuidado con darle mucho al tarro chavales,

Abrazos

PD: Hay algún motivo más prosaico también para ver esta peli, una escena interesante del calenturiento Lynch, según seas chico, chica, bi, les, gay, trans, seguro que alguna encuentras para tus gustos.

martes, 3 de julio de 2007

Así es la vida

Pues aquí estoy gente. En Vigo. En un par de semanas tengo pensado matricularme en Peritos, para hacer Electrónica. Me esperan un par de añitos por esta ciudad por lo menos. Es duro después de haber estado fuera tanto tiempo. Dejo muchas cosas atrás, pero creo que es necesario hacer esto, y por tanto no hay cabida al remordimiento.

En fin, que uno parece no estar seguro nunca de que si lo que hace es lo que realmente quiere, o lo que cree que le conviene más. Sería bonito que las dos cosas fueran lo mismo. Hay que simplificar, pero cuesta, soy demasiado rallado ;) y siempre tengo que darle mil y mil vueltas a todo. Está en mi mano cambiar y lo intentaré. Como dijo Buda: el deseo es la causa del dolor.

Os deseo un buen verano a todos!

domingo, 1 de julio de 2007

Hasta siempre

Han sido seis años. No voy a decir que han sido maravillosos, pero en general han estado bastante bien. Que conste que te voy a echar de menos, pero creo que ya ha llegado el momento de partir. De una manera silenciosa, sin despedirse, porque creo que es la mejor manera de hacer creer que uno no se ha ido, y que todavía recorreré tus avenidas.

Llegué siendo un niño, y creo que me marcho siendo un hombre, habiendo madurado y aprendido a afrontar los problemas, aunque hubo momentos en los que estuve a punto de rendirme. Lo importante es que estoy aquí, con más ganas de luchar que nunca.

Nuevos horizontes, nuevos objetivos, pero siempre yo ante ellos. Me has enseñado muchas cosas, me has dado grandes amigos, y me has hecho ver que hay todo un mundo ahí fuera. Pero ha llegado el instante en que me doy cuenta que ya no podías darme nada más, y había que cortar cuanto antes, ya que si no, sería más doloroso todavía.

Tú no vas a cambiar, seguirás imperturbable durante años, pero yo comienzo de nuevo, nuevos estudios, nuevas ilusiones...

Espero que si algún día regreso, haya algo de lo que me enamoró, y queden los recuerdos imborrables impresos en tus calles.

Hasta siempre, Campus Stellae.